Altres andalusos

Altres andalusos, o simplement altres, altres...


25.09.14 Aportacions

EXTREMA DUREZA, DIFÍCIL PENETRACIÓN

avatar150x150EXTREMA DUREZA, DIFÍCIL PENETRACIÓN

Los que somos partidarios de la independencia – sobre todo por su fuerza transformadora, capaz de remover muchas cosas, de romper con estereotipos identitarios y títulos de propiedad nacional- vemos con preocupación uno de los retos de las formaciones políticas favorables a la realización de la consulta el próximo 9-N: superar la configuración de la Catalunya dual.

Las organizaciones y partidos políticos pro-referèndum no han sabido o no han querido crear un relato alternativo al que Pujol introdujo en 1976 en su libro ‘Immigració: problema i esperança de Catalunya’, que sitúa en el centro de la agenda política un nuevo problema social que vertebraría el que había de ser la política cultural y nacional de un país en (re)construcción. Un juego maniqueo entre la pureza catalana y la pureza del inmigrante que se plasmó políticamente en el reparto del poder durante un cuarto de siglo en la Catalunya autonómica, entre CiU y PSC-PSOE. Ese juego entre bloques identitarios de cartón piedra que dio vida a la FECAC. Y aunque con el auge independentista la foto fija del reparto de votos se desdibuja, el relato de país sigue casi intacto y este mapa político contrahecho sigue dando frutos. La Catalunya dual (y por extensión, la multicolor) tiene carriles simbólicos paralelos para la población según sus orígenes, también en la causa independentista. Éste es, todavía hoy, el talón de Aquiles del activismo pro-urnas el 9-N.

Solamente el inmovilismo de la representación nacional -la versión obsoleta de la historia nacional que se encarga de emfatizar qué pasó hace 300 años, pero que se olvida de actualizar el quiénes somos desde hace más de medio siglo- explica la sorpresa y deleite de organizaciones políticas proindependencia y medios de comunicación afines, de que haya quienes se expresen en castellano, tengan lazos sentimentales con gente en España, sean forofos del Real Madrid y “a pesar de estas anomalías” apoyen la independencia.  Por eso, con la aparición de Súmate, todo cuadra en el país de las maravillas. La ANC y Òmnium se dirigen a los catalanes que hablan la lengua propia; Súmate a los españoles que hablan la lengua propia, cada uno con la suya, cada cual en su lugar.

Sirvan de ilustración las imágenes de ‘L’endemà’, de Isona Passola, donde Xavier Sala Martin se dirige en castellano a la ‘buena gente periférica’ predicando las bondades de la independencia de Catalunya. Más que los argumentos del mago de la economía, el verbo y la indumentaria, impresionan las imágenes. Un hombre ilustrado, accede por un día a donar su tiempo a los indecisos: mujeres y hombres con los que nadie ha contado hasta ahora como no fuera para invitarles a la Feria de Abril del Fórum. Allí hay un sabio, el catalán, que se aviene a hablar en castellano ante una comunidad tan purificada que ni se expresa ni entiende catalán. Menudo insulto y menuda barbaridad: paternalismo, manipulación, clasismo.

Sorprende que más allá de los entusiastas de origen de este reparto, ERC y CDC, el resto de partidos pro-consulta: ICV, EuA, CUP, Procés Constituent, Reagrupament, SI … se abonen al congelador identitario de la época Pujol, aportando líderes a tales representaciones. Los medios de comunicación también han sido generosos con esta lógica. Los reportajes de convocatorias como las de Súmate en el Carmel o Sant Cugat se resumen en la expresión “comunidad ideal purificada” que Richard Sennett utilizó en su libro ‘Vida urbana e identidad personal’. Lo importante de una “comunidad purificada” es que sea el resultado de apartar de la vida pública a los que han crecido en un barrio periférico. La etiqueta de inmigrante recae, básicamente, sobre la población de trabajadores manuales y subalternos. Y ahora resulta que, habiendo apartado de la vida pública catalana desde la transición hasta hoy, a las personas de esas “comunidades purificadas” hemos de penetrarlas por ser de extrema dureza? Es paradójico que quienes luchan por el derecho a decidir, suspendan tal derecho en las barriadas populares, sobre las cuáles ya decidieron dejar caer el sambenito de ser los indecisos, las zonas de extrema dureza y difícil penetración a las que se debe inyectar dosis de patriotismo, para sanar su déficit nacional.

Aviso a navegantes: Los que algún día inmigramos a Catalunya vinimos para quedarnos, no aceptaremos ser ovejas bajo la protección de un pastor, ni necesitamos oír sermones de nadie.  Nos provoca náusea observar sumisión y vasallaje cuando alguien de nuestra misma procedencia se siente inferior ante miembros de las élites con linaje catalán o español. Catalunya es de todos y que entre todos vamos a seguir construyéndola para que no pare la obra, única manera de que nadie se apropie de la nación. Por tanto, no permitiremos ser papel higiénico, aquel que usamos para a continuación lanzarlo a la taza del wáter.  Que quede claro: el dueño de mis hambres soy yo, nadie más.

Plataforma Altres Andalusos

Se interprete como se quiera interpretar este artículo, que refleja nuestra posición sobre la cuestión. Altres Andalusos quiere dejar clara su adhesión a la voluntad de la población catalana de ejercer su derecho a votar el próximo 9 de noviembre, en todo caso Altres Andalusos estaría por un Si-Si.

Deixa un Comentari